EN ES

UN FASCINANTE VIAJE AL PASADO ENTRE MILES DE OBJETOS

El IX Desembalaje de Antigüedades que se celebra en el Palacio de Ferias y Exposiciones IFEPA en Torre Pacheco propone un ameno paseo por el pasado, en el que además comprobarán que lo antiguo y exclusivo no es sinónimo de caro. De hecho, en la feria se exponen objetos y piezas insólitas de muy diferentes precios, ajustados a toda clase de bolsillos. Este certamen se convierte en un espacio de visita imprescindible para los interesados en dar un toque vanguardista a sus casas.

Así, mañana domingo es el ultimo día para conocer objetos genuinos y únicos, entre
los cuales los muebles –clásicos, rústicos, decó, años 50, 60 y 70-, las piezas de decoración –tallas, cristal, alfombras, lámparas, tapices, cerámica, arqueología, grabados, etc.- y complementos de moda ocupan un importante lugar.

Las piezas inusuales, y de gran calidad, son actualmente lo más destacado en
decoración. Lo que destaca es la mezcla de estilos y épocas. En estos momentos todo vale y para ello, se recurre a la utilización de objetos singulares, sinónimos de glamour y buen gusto, como alguna de las más de 38000 piezas que, con un mínimo de 50 años de antigüedad, se reúnen en este encuentro.

Siglo XX y mobiliario de autor

El siglo XX y el mobiliario de autor toman especial protagonismo en la decoración más actual de los hogares. Algunos muebles, convertidos ya en clásicos, recuerdan la relevancia y el elevado interés del mobiliario sencillo, de líneas básicas y sólidas pero con un alto grado de funcionalidad. Igualmente, destacan los muebles de estilo Art Decó.

Clásicos de los siglos XVII, XVIII y XIX

La distinción y la elegancia de piezas con un valor histórico y cultural llenan los
espacios convirtiendo el hogar en un ambiente de diseño y vanguardia. Según se percibe en las tendencias que imperan en el interiorismo actual, la prolongada vigencia de exquisitos elementos antiguos como piezas esenciales de una estancia, confirman que los muebles y los objetos de calidad siempre tienen un lugar en cualquier ambiente, ya sea moderno o clásico.

Además, una visita a este Desembalaje de Antigüedades demuestra cómo lo antiguo no tiene por qué ser caro. Los muebles de época encuentran un espacio cada vez más destacado en las tendencias decorativas actuales. No sólo como objetos con un doble interés: como muebles plenamente funcionales y como testimonio de determinada época de la Historia; sino que las antigüedades ocupan un lugar destacado en las tendencias de decoración más valoradas, que apuestan este año de manera contundente por la mezcla. Las combinaciones de estilos diferentes en un mismo interior suponen una opción de gran valor para dar distinción a la decoración. Sobre todo por dos razones; por la confianza que otorga la elevada calidad de las piezas más antiguas, que han superado con entereza el paso de los años; y por el interesante contraste que suponen frente a la funcionalidad de las piezas más modernas.

JOYAS QUE NO PASAN DE MODA
Al igual que en la decoración de las casas, incluir una pieza o complemento antiguo en la indumentaria es crear un estilo propio, de vanguardia, elegante, de distinción; en definitiva, moderno y personal.

Las joyas vuelven a tener su protagonismo. De diferentes periodos, inspiraciones e influencias, los visitantes al Salón podrán disfrutar de una
variedad de piezas que, además, pueden resultar más asequibles de lo que piensan.

PRECIOS PARA TODOS LOS BOLSILLOS
Aunque parezca difícil, es posible comprar piezas en una feria de antigüedades por menos de 40 euros. Y lo es en este encuentro, donde es suficiente hacer un rápido recorrido para darse cuenta de que lo antiguo no siempre es sinónimo de caro.

Los visitantes, en este recorrido por el pasado podrán disfrutar de muebles, objetos de colección, arqueología, plata, joyas isabelinas, relojes, cristal, muñecas, vestidos, mantones, alfombras, lámparas, libros, entre un largo etcetera. Piezas únicas de otras épocas, a precios asequibles, llenas de historia, recuerdos y contrastes.

Y es que esta diversidad atrae a decoradores, coleccionistas, profesionales, aficionados y amantes de las antigüedades a visitar cientos de metros de exposición a la búsqueda de una pieza determinada, o de alguna agradable sorpresa. Un encuentro que atrae a público de todas las edades, sensible a descubrir nuestros orígenes a través de la forma de ser de nuestros antepasados.

HORARIO Y ENTRADA

El certamen tiene horario ininterrumpido de 11 a 21 horas. El precio de la entrada es de 6 euros, y 4 euros si accede con bono descuento

Ir arriba

De momento no están disponibles las entradas para las siguientes ferias.