BALANCE XVI DESEMBALAJE DE ANTIGÜEDADES, ALMONEDA, VINTAGE Y RETRO

Durante el pasado fin de semana , el  Palacio de Ferias y Exposiciones IFEPA en Torre Pacheco se convirtió de nuevo en una cita obligada para anticuarios, almonedistas y amantes de lo vintage y retro.

El evento cerró sus puertas con “un balance  muy positivo”, según los organizadores, respecto al número de ventas y afluencia de visitantes. A falta de cifras oficiales, la Dirección del evento destaca el incremento del número de visitantes que se han acercado hasta el Palacio de Ferias y Exposiciones.

Asimismo, según datos aportados por la organización, “este año ha crecido un 8 % el número de empresas participantes, pese a la tónica general en otros eventos del Sector, en los que ha disminuido”.En relación a los expositores, han manifestado que “la satisfacción es generalizada entre los expositores que han destacado sobre todo la gran afluencia de público”.

Tres jornadas de intensa actividad expositiva y comercial, en las que las empresas participantes, provenientes de varios puntos del país, y de varios paises extranjeros como Reino Unido o Francia,  que han superado el centenar,  y han ofrecido propuestas de objetos curiosos e insólitos, con un amplio abanico de precios.

Por todo ello, este Desembalaje de Antigüedades que organiza IFEPA junto con la empresa Llobregat Serveis Firals, sigue situado en los primeros puestos de ferias de este sector, y sigue apostando por incluir nuevas tendencias y novedades para el próximo año.

En el encuentro se han podido encontrar piezas con una edad mínima de 40 años y otras que superaban los 100, todo un libro sin fin que nos da muestra de cómo se expresaban y pensaban nuestros antepasados. Ha habido una importante presencia de los estilos vintage y retro que marcan en la actualidad las tendencias decorativas.

Los visitantes han podido participar en talleres gratuitos de pintura y cosmética natural, en el que se han enseñado estas novedosas técnicas, y que han contado con una gran aceptación por parte del público.

Asimismo, se ha realizado un sorteo entre los visitantes. En esta edición ha sido un teléfono de los años 50.

Todo un universo de posibilidades que ha atraído a coleccionistas, decoradores, aficionados y amantes de lo retro que haya querido decorar algún rincón de su casa, ya que  las antigüedades están más de moda que nunca.